Archive | Sin categoría

RSS feed for this section

Reporte Mensual sobre los delitos de alto impacto, noviembre 2015.

Descarga aquí

El 2016 inició con 3 noticias importantes en materia de seguridad: la detención de Joaquín Guzmán Loera, “el Chapo”; la confrontación entre autoridades en Morelos por la implementación del Mando Único derivado de los altos índices de violencia en la entidad que culminan con la muerte de la presidenta municipal de Temixco, y los continuos homicidios en Guerrero: por lo menos 30 desde el inicio del año.

Mientras que la detención del hombre más buscado del planeta llenó las planas y notas de todo el mundo, la violencia en Morelos pasó a segundo plano ante la discusión entre Graco Ramírez y Cuauhtémoc Blanco, respectivamente gobernador de Morelos y alcalde de Cuernavaca, y nadie parece recordar que desde hace un par de meses hay un “nuevo operativo” en Guerrero para disminuir la violencia, que evidentemente no ha funcionado.

Con los elementos disponibles para un análisis: información sobre métodos y plan de la estrategia y entrevistas a autoridades federales, estatales, locales, empresarios y sociedad civil, podemos inferir que el “nuevo operativo para Guerrero” poco parece tener de nuevo. Haciendo un corte de caja a tan sólo dos meses, no parece haber un cambio en las condiciones de seguridad de la entidad ni disminución de la violencia.

Precisamente recibimos el año con más de 20 homicidios en Acapulco y los medios de comunicación dan cuenta que apenas el 11 de enero, en Arcelia, se sumaron 3 asesinatos y 17 personas privadas de la libertad.

Según los datos o ciales más recientes de la Fiscalía General de Justicia del Estado, reportadas en las bases o ciales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), de enero a noviembre Guerrero fue la entidad con el mayor número de homicidios con una tasa de 51 por cada 100 mil habitantes, lo que signi ca un aumento respecto al mismo periodo del 2014 de 30%. Comparada con la tasa nacional, que es de 12.8 por cada 100 mil habitantes, la de Guerrero es casi tres veces mayor.

Si el dato se analiza por municipios, lo primero que hay que notar es que de enero a noviembre de 2015, 53 de 81 municipios, es decir el 64% de los municipios están por encima de la tasa nacional y en el 51% de los municipios el homicidio creció o se mantuvo igual respecto a lo registrado en 2014.

Alarman los casos de Coyuca, Acapulco, Chilpancingo e Iguala cuyas tasas son de 100, 98, 71 y 61 homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes respectivamente y su crecimiento comparado con el mismo periodo de 2014 fue de 60%, 40%, 11% y 24%.
No podemos negar que la Marina Armada de México, la Policía Federal y las demás dependencias de seguridad y justicia hicieron un gran trabajo al detener al Chapo, sin embargo es importante destacar que ese logro no exime de fallas, carencias, corrupción, violación a derechos humanos y debilidad institucional que la realidad del país pone en evidencia.

Es entendible que la autoridad federal destaque una y otra vez la detención del Chapo como una evidencia de resultados de su administración, lo que no es justi cable es que, al dar mensajes públicos hable de una mejora en las condiciones de seguridad del país siendo que, según los datos o ciales del SESNSP, tan sólo en noviembre el homicidio doloso reportó un aumento mensual de las averiguaciones previas del 2.87%, con rmando la tendencia a la alza por séptimo mes consecutivo; de la misma manera en los secuestros del fuero común se reporta un aumento del 4.65% . Visto de otra manera, tan sólo en noviembre se reportaron 1 606 víctimas de homicidio, 152 víctimas de secuestro entre fuero común y federal y 13,849 averiguaciones previas y carpetas de investigación por robo con violencia. Es importante recordar que la cifra de delitos denunciados ante la autoridad corresponden aproximadamente al 7% del total de delitos, según información del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI).

De igual manera es fundamental destacar que, al cerrar el 2015, por lo menos Baja California, Chihuahua, Colima, Distrito Federal, Durango, Estado de México, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Morelos, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz y Zacatecas viven una crisis de seguridad y que Baja California Sur y Querétaro han visto aumentar los índices delictivos, en particular los violentos, de manera importante.

Es de aplaudir el desempeño de la Marina y la Policía Federal al lograr detener al Chapo, lo que no se debe perder de vista es que esta acción positiva no compensa el que previamente el delincuente haya podido fugarse en un evidente episodio de corrupción e incapacidad institucional.

En un contexto de inseguridad, alta incidencia delictiva y violencia, la captura del Chapo es un logro de mujeres y hombres valientes que hicieron de todo para traer a este delincuente a cuentas. No obstante, nuestras autoridades debes ser conscientes de que ello no implica que las condiciones de inseguridad en las que nos encontramos han sido resueltas. Por lo tanto, bajo ninguna circunstancia podemos a rmar tajantemente que se trata de un éxito determinante para el Estado de Derecho. Es un hecho que sólo podemos hablar de éxitos cuando las condiciones de corrupción e impunidad que permitieron la fuga de Joaquín Guzmán Loera no sólo sean diagnosticadas sino atendidas e cientemente.

Mientras tanto la sociedad no puede distraerse con cifras alegres de éxito y disminución de delitos, pues debemos recordar que por lo menos la mitad del país está en una franca crisis de seguridad.

FRANCISCO RIVAS

Director General @frarivasCoL

Presentación avances del documento “Homicidio: una mirada a la violencia en México

 

Descarga Boletín de Prensa aquí

 

Observatorio Nacional Ciudadano: El homicidio es un problema que sigue sin resolverse en México

  • El homicidio es una conducta delictiva que no presenta un patrón único de comportamiento en México.
  • No hay certezas sobre la efectividad de las acciones gubernamentales debido a que hay estados con índices críticos de homicidios dolosos que pese a su disminución, no se puede afirmar que no tendrán un repunte a corto o mediano plazo.
  • Existen serias deficiencias institucionales que dificultan las investigaciones de homicidios y el acceso de las víctimas a la justicia como, por ejemplo, que no se apliquen los protocolos existentes o que se carezca de ellos.
  • El Observatorio Nacional Ciudadano urge a que se desarrollen e implementen políticas públicas diferenciadas con perspectiva de género y de derechos humanos para controlar y prevenir el homicidio, así como atender sus múltiples costos sociales.México, a 28 de julio de 2015. El homicidio es un problema que no ha sido resuelto pues permanece un alta incidencia de este delito en diversas entidades federativas y municipios del país, de acuerdo con el estudio Homicidio, una mirada a la violencia en México elaborado por el Observatorio Nacional Ciudadano de Seguridad, Justicia y Legalidad (ONC). En este sentido, se hizo referencia a los 76 municipios de más 100 mil habitantes que presentaron tasas de homicidios dolosos superiores a la registrada en el ámbito nacional durante 2014; los cuales se encuentran principalmente en el Estado de México, Michoacán, Guerrero y Sinaloa.

    Asimismo, Francisco Rivas, Director del Observatorio Nacional Ciudadano, enfatizó que: “hay por los menos 11 estados en los cuales no se tienen certezas de que no se repetirán los índices críticos de homicidios dolosos a corto o mediano plazo debido al abrupto e inesperado aumento entre 2007 y 2009”. Las entidades que presentaron dicho patrón de comportamiento de acuerdo con el análisis que abarca de 1997 a 2014 del ONC son: Guerrero, Sinaloa, Chihuahua, Morelos, Durango, Tamaulipas, Colima, Coahuila, Nuevo León, Nayarit y Veracruz.

    En el marco de la conferencia de prensa, también hicieron referencia al homicidio culposo y destacaron aquellas entidades federativas en las cuales este delito presenta un comportamiento poco tradicional pues en dichos casos, este se asemeja al del homicidio doloso, como ha sucedido en: Durango, Estado de México, Guanajuato, Quintana Roo y San Luis Potosí.

1

Al respecto, señalaron que esto no debe pasar desapercibido pues una posible hipótesis sobre este patrón puede estar relacionada no solo con los criterios de registro estadístico sino de investigación del homicidio, como quizás puede suceder en aquellos casos en los cuales la víctima de un secuestro pierde la vida durante la comisión del delito.

Sobre dicha conducta delictiva, de acuerdo con información oficial, se hizo alusión a que entre 2012 y 2015 se registraron 320 víctimas de secuestros que culminaron en homicidios. Además se señaló que alrededor del 60% de los secuestros en los que la víctima murió se concentraron en cinco entidades federativas, sin embargo, en el Estado de México ocurrió el 25% de los casos totales de esta conducta.

En relación con la disparidad de criterios expuesta, el director del Observatorio, precisó que uno de los hallazgos más preocupantes del estudio son las debilidades y fallas institucionales para la investigación de homicidios, como se puede apreciar en la falta de implementación de protocolos forenses y en materia de feminicidios. Referente a ello, mencionó “lamentablemente encontramos casos en los cuales no se trata de la falta de protocolos de actuación y de investigación sino de la falta de voluntad política para cumplir con los acuerdos alcanzados”. Al respecto, puso como ejemplo lo sucedido con el Protocolo para el tratamiento e identificación forense, el cual fue aprobado durante XXV Conferencia Nacional de Procuración de Justicia y que únicamente ha sido implementado en seis entidades federativas: Morelos, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, Sinaloa y Tamaulipas.

Debido a las fallas institucionales detectadas en el estudio Homicidio, una mirada a la violencia en México, urgieron a que las autoridades evaluaran objetivamente los avances de las medidas implementadas frente al homicidio, considerando la crisis de desapariciones forzadas o involuntarias y el hallazgo de múltiples fosas clandestinas.

“Si queremos resolver integralmente el problema del homicidio, no podemos continuar tomando decisiones de política pública con base en información imprecisa que no nos permita conocer y reconocer tanto las dimensiones como sus particularidades cualitativas” expresó Francisco Rivas. Esto se debe a que, no se puede controlar y prevenir de la misma manera un feminicidio, un homicidio de periodistas o un homicidio vinculado con actividades criminales.

Durante la conferencia de prensa, se hizo un llamado para que las autoridades en conjunto con la sociedad civil, diseñen e implementen políticas públicas focalizadas que consideren tanto las características cuantitativas como cualitativas del homicidio. Esto se debe a que cada una de ellas refiere diversas dinámicas criminales y ejercicios de violencia, que conllevan importantes costos sociales que pueden ser desde la reducción de esperanza de vida hasta la orfandad o desplazamientos forzados .

2

Entre los panelistas que participaron en la presentación del estudio del ONC estuvieron: Alejandro Hope, especialista en Seguridad Pública; Josefina Ricaño de Nava, Presidenta de México Unido contra la Delincuencia; Birgit Lamm, representante de la Fundación Friedrich Naumann y Héctor Larios, Presidente del Observatorio Nacional Ciudadano.

Dichos especialistas reiteraron el problema de seguridad que representa el homicidio en México y la necesidad de que se desarrollen las acciones pertinentes para subsanar las debilidades institucionales para que pueda ser garantizado el derecho de las víctimas al acceso a la justicia.

Toda la información relativa al estudio Homicidio: una mirada a la violencia en México elaborado por el ONC se encuentra disponible en la página www.onc.org.mx

Acerca del Observatorio Nacional Ciudadano. El Observatorio Nacional Ciudadano de Seguridad, Justicia y Legalidad es una organización de la sociedad civil que busca brindar información objetiva y oportuna a la ciudadanía sobre la situación en materia de seguridad y justicia, así como ser un instrumento de articulación de las organizaciones sociales para potenciar su incidencia en las acciones y políticas de la autoridad: www.onc.org.mx

Atención a Medios

Gerson Hernández Mecalco / 5535004871 / ghernandez@cepol.com.mx Cecilia Torres /5538884435/ ctorres@zimat.com.mx

Reflexiones de Francisco Rivas sobre la rueda de prensa de las autoridades sobre el escape del “Chapo” Guzmán

Algunas reflexiones sobre la rueda de prensa de las autoridades federales de nuestro director Francisco Rivas:

“Las declaraciones del Secretario de Gobernación son muy desafortunadas, defender lo indefendible más que admitir que hubo una falla parece una burla para todos los mexicanos que perdieron la vida o fueron afectados por el Cartel de Sinaloa.

1. Decir que el CEFERESO del Altiplano cumple con las normas internacionales y que por eso tendrá la renovación de la calificadora de penales internacionales, después de la fuga del Chapo, parece por demás.

2. Declara que en todo momento se cumplieron los protocolos de actuación y que el penal cumple con todas las normas permite deja sólo como consecuencia la impresión que el Cartel de Sinaloa es mucho más poderoso y capaz que el Estado Mexicano.

3. Si el penal cumple con todos los requisitos internacionales para hacer que éste sea de máxima seguridad ¿por qué el Secretario de Gobernación comenta que el terreno al rededor fue reposicionado de manera poco eficaz más para rellenar que para asegurar?

4. Faltó una respuesta clara sobre la extradición a los Estados Unidos de Norteamérica, que pude evitar todo este terrible evento.

5. Tampoco parece haber un claro reconocimiento del problema de la corrupción y qué diligencias tomarán para erradicarla del ejercicio de gobierno.

6. Las fallas en la inteligencia son imposibles de negar, tenemos grandes instituciones e insumos en CISEN, CNS, PGR, SEDENA y SEMAR ¿qué pasó?

Entonces ¿el penal construido en el sexenio del ex presidente Carlos Salinas de Gortari es o no apto para ser considerado de máxima seguridad?

De igual manera me quedo con la terrible duda si el cartel es o no más poderoso que el Estado Mexicano.

Una vez más escucho explicaciones que parecen excusas y que parecen acciones aisladas que no son deficiencias ni efectos de una imperante corrupción.

Francisco Rivas
Director General
@frarivasCoL”

Reporte mensual sobre delitos de alto impacto. Marzo 2015

Descarga aquí

El alcance del Reporte sobre delitos de alto impacto. Marzo 2015 consiste en brindar una interpretación descriptiva del comportamiento de los delitos de alto impacto, mediante un análisis espacio-temporal de las averiguaciones previas o carpetas de investigación registradas. Por lo tanto, este texto exclusivamente se limita a señalar la tendencia nacional de cada ilícito desde 2006, la tasa de variación del periodo marzo 2014-febrero 2015 frente a marzo de 2015. Aunado a ello, se presentan las entidades federativas que han contado con las mayores y menores cantidades de delitos de alto impacto, en términos absolutos y de las tasas de delitos por cada 100 mil habitantes.

 

El contenido de este documento está estructurado en 9 apartados en los cuales se abordan los delitos de alto impacto, a partir de los valores absolutos y relativos registrados durante los doce meses del periodo marzo 2014-febrero 2015 y de marzo de 2015 tanto en el país como en cada una de las entidades federativas. En el primero de los apartados de este reporte se analiza el homicidio doloso; en el segundo, el homicidio culposo; en el tercero, el secuestro; en el cuarto, la extorsión; en el quinto, el robo con violencia; en el sexto, el robo de vehículo (con y sin violencia); en el séptimo, el robo a casa habitación (con y sin violencia); en el octavo, el robo a negocio (con y sin violencia); y, por último, el robo a transeúnte (con y sin violencia).

En las secciones correspondientes a los homicidios (doloso y culposo), secuestros y extorsiones hemos incorporado un análisis sobre las estadísticas de víctimas que están disponibles en el SESNSP como resultado del acuerdo 05-XXXV-13 del Consejo Nacional de Seguridad Pública (CNSP), adoptado el 20 de diciembre de 2013 por sus integrantes. Es importante señalar que a partir de este reporte en el apartado relacionado con secuestro se analizarán las cifras de averiguaciones previas y víctimas registradas en el fuero federal que fueron reportadas por la Procuraduría General de la República (PGR) al SESNSP como resultado de las acciones de la sociedad civil. Contar con estos datos es de suma importancia puesto que nos permitirá dimensionar y conocer más a detalle la victimización por estos delitos de alto impacto, de manera asociada a la labor de los agentes del ministerio público de cada entidad federativa. Debemos mencionar que esta información, dada la coyuntura nacional de seguridad, es fundamental para avanzar en la generación de diagnósticos más completos, objetivos y fundamentados sobre los procesos de violencia y delincuencia que se han gestado a lo largo del país.

Reporte sobre delitos de alto impacto. Febrero 2015

En el Observatorio Nacional Ciudadano de Seguridad, Justicia y Legalidad (ONC) renovamos diariamente nuestro compromiso social para lograr un México seguro, pacífico y justo; que cuente con un marco normativo que sea respetado por todos sin importar la edad, la profesión, el estrato económico al que uno pertenezca o el puesto que cada quien desempeñe. Un país en donde el respeto y el acatamiento de la norma sea lo que fomente y propicie tanto el desarrollo personal como el nacional, un país en el cual la ley se aplique sin distingos ni agendas políticas.
Sin lugar a dudas, este es un gran desafío sobre todo si tomamos en consideración que en semana recientes no solo ha sido evidenciado el rechazo y la aparente inexistencia de la norma sino sus profundas implicaciones sociales como la desconfianza hacia las instituciones públicas y entre los propios ciudadanos. Esta podría parecer como algo menor o sin importancia, sin embargo, se trata de un factor sumamente serio que conlleva un impacto negativo en las expresiones de participación ciudadana, en el tejido social y en el desarrollo económico.
Como parte de nuestra contribución para lograr mejorar las condiciones por las que atraviesa México, en conjunto con otras organizaciones sociales, hemos dado seguimiento puntual no solo a las estadísticas oficiales sobre incidencia delictiva sino que hemos identificado una serie de fortalezas y debilidades de las instituciones de seguridad y justicia, así como de la sociedad civil en nuestro país. Los análisis que llevamos a cabo mensualmente más allá de que tienen como principal objetivo, identificar objetivamente los avances y retrocesos, han dado a conocer importantes áreas de oportunidad en las instancias involucradas en el tema que deben ser atendidas si lo que realmente se pretende es garantizar la seguridad ciudadana y que prive dicho paradigma. Un ejemplo de ello, es la debilidad o inexistencia de procesos homologados y no seccionados de sistematización de la información estadística sobre incidencia delictiva que da como resultado una serie de insumos cuantitativos de baja calidad y poco rigurosos.
Identificar ese tipo de cuestiones es fundamental pues los diagnósticos que solo son una lectura superficial del problema, ajenos a las dificultades y prácticas institucionales, poco o nada aportan en la toma de decisiones pertinentes. Justamente debido a lo que se desempeña desde la sociedad civil, podemos afirmar que parte de la debilidad en el combate de la inseguridad y la violencia son los diagnósticos imprecisos sobre la delincuencia. Ello tiene serias consecuencias como el diseño e implementación de políticas públicas inadecuadas o el uso ineficiente de recursos que no tienen el impacto que deberían tener para controlar, desincentivar y prevenir la criminalidad.
Esto ha sido lo que ha sucedido en el caso del secuestro pues en los últimos 20 años, la sociedad mexicana se ha organizado y volcado vez tras vez a las calles, logrando que las autoridades atiendan el delito de una manera aparentemente contundente. Es cierto que parece que ha disminuido la incidencia de este delito, pero estamos conscientes de que nos encontramos aún muy lejos de que este crimen se haya logrado disminuir a su mínima expresión y mucho menos erradicarlo.
A lo largo de las dos últimas décadas, miles de vidas han sido marcadas por este terrible delito y así como señalamos cuando las cifras son elevadas en los delitos de alto impacto, hacemos mención que desde diciembre de 2014 se contabilizan menos de 100 averiguaciones previas de secuestro en el fuero común en el ámbito nacional. Es cierto que este es un avance importante, sin embargo, no podemos dejar de lado que el delito sigue reportándose inadecuadamente en las procuradurías locales, es decir, eligiendo criterios de registro personales y no los supuestos de la ley general en la materia o la enorme cantidad de casos que no se denuncian. Además de que faltan por ser considerados todos aquellos secuestros de migrantes cometidos en las distintas entidades federativas.
De la misma manera en que hacemos referencia a los puntos críticos o débiles de los análisis oficiales, hay que destacar que recientemente contamos con nuevos indicadores sobre el secuestro que nos permitirán complementar parcialmente las investigaciones sobre este tema. Se trata de las estadísticas sobre secuestros del fuero federal, que hasta el momento dan cuenta de 84 casos durante el primer bimestre de 2015 que a la par deben tomarse en consideración con los 188 casos del fuero común.
Gracias a la acción conjunta de Edna Jaime, María Elena Morera, Andrea Ambrogi, Alejandro Martí y Miguel Treviño, invitados permanentes al Consejo Nacional de Seguridad, así como a organizaciones como Alto Al Secuestro, México Unido Contra la Delincuencia o a la Red de Observatorios del ONC logramos que el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) empezara a publicar las cifras de víctimas de secuestro, homicidio y extorsión, a parte del número de averiguaciones previas en 2014. Ello mismo ha sido posible a principios de 2015, con los registros de secuestros del fuero federal. Estos son importantes resultados de la sociedad civil y confiamos en que estos pasos nos permitirán contar con diagnósticos más precisos y, por ende, con decisiones más certeras para combatir y erradicar este delito. La experiencia de algunos países de nuestra región y de otras latitudes del mundo lo han logrado, por lo tanto, es inaceptable pensar que una familia más pase por este dolor en México.

No debemos permitir ni tolerar la “normalización de la violencia”; afecta a todos los ciudadanos por igual, advierte el ONC

  • En abril se denunciaron 1,393 homicidios dolosos, de los cuales 50.97% fueron cometidos con arma de fuego
  • Los estados con mayor número de denuncias por homicidio doloso son el Estado de México con 153; Guerrero con 123, y Chihuahua con 97; sin embargo, destaca Tamaulipas con un aumento de 69.5% en un mes

México, D.F. a 17 de junio 2014.- El incremento en los delitos de alto impacto que han afectado a la población mexicana en los últimos años ha generado una “normalización de la violencia”, dado que los delincuentes eligen a sus víctimas al azar y la autoridad no ha logrado frenar la escalada de violencia y criminalidad en el país, advirtió el Observatorio Nacional Ciudadano (ONC) por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad.

Al presentar en conferencia de prensa los resultados del monitoreo de delitos de alto impacto correspondientes al mes de abril de este año, Francisco Rivas, director general del ONC advirtió que esta generalización aleatoria de la violencia afecta a todos los ciudadanos por igual y por ello reiteró el llamado a las autoridades de los tres niveles de gobierno para redoblar los esfuerzos y la coordinación que permitan retomar la normalidad en las zonas más conflictivas del país.

Detalló que, con base en las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en abril de 2014 se presentaron en promedio 46.43 denuncias de homicidios dolosos diariamente; 4.63 de secuestros; 20.73 de extorsiones; 512.23 de robos con violencia; 468.16 de robos de vehículos; 282.40 de robos a casa habitación, y 191.93 denuncias por robo a negocio.

El especialista en temas de seguridad y justicia destacó que a las cifras correspondientes a las denuncias hay que sumar los reportes no oficiales de diversos hechos violentos de los que han dado cuenta los medios de comunicación en gran parte del territorio nacional.

En el reporte de abril destaca que el homicidio doloso y el secuestro –dos de los delitos con mayor impacto social y que generan un mayor número de víctimas relacionadas con un solo incidente- siguen a la alza y constituyen un desafío para las corporaciones de seguridad y justicia en prácticamente todo el país.

En materia de secuestro, durante el mes de abril de 2014 se cometió una privación ilegal de la libertad cada 5 horas en el país. Tamaulipas nuevamente fue la entidad que concentró el mayor número de denuncias por este delito con 18.7% del total nacional; en segundo y tercer lugar se ubicaron Veracruz y Morelos, en donde se reportaron 24 y 15 privaciones ilegales de la libertad, respectivamente. Sin embargo, en el caso de Veracruz este ilícito tuvo un aumento de 134.1% en el referido mes.

En tanto, en materia de homicidio doloso, en abril de 2014 se denunciaron 1,393 ilícitos de esta índole, de los cuales 50.97 % fueron cometidos con arma de fuego.

Es importante señalar que por tercer periodo consecutivo (ene-feb, feb-mar y mar-abr), el promedio diario de denuncias por homicidios dolosos presenta un incremento con un promedio diario de 46.

De esta forma, destacó Francisco Rivas durante el encuentro con los medios de comunicación, en el primer cuatrimestre de 2014 se han acumulado 5,440 denuncias por el delito de homicidio doloso en todo el país, lo cual implica que cada 24 horas se reportaron 45 homicidios dolosos.

A nivel estatal, el Estado de México reportó el mayor número de eventos de homicidios intencionales durante abril de 2014, ya que en esa entidad las autoridades tuvieron conocimiento de 153 casos, cifra que representa el 11% del total nacional.

“Reiteramos nuestro enérgico llamado a las autoridades para que pongan atención en estas cifras y redoblen sus esfuerzos por erradicar la violencia y las condiciones de inseguridad que privan en parte importante del territorio nacional”, dijo por su parte Héctor Larios, coordinador del ONC.

El Reporte de Delitos de Alto Impacto correspondiente a Abril del 2014 se encuentra disponible para su consulta y difusión en la página del Observatorio en www.onc.org.mx