Reporte sobre delitos de alto impacto JUNIO 2014

>> Descargar reporte

El primer semestre de 2014 concluye con una disminución del número de averiguaciones previas de homicidio doloso, secuestro, extorsión, robo con violencia, robo de vehículo, a casa habitación, a negocio con y sin violencia, así como con un aumento en el número de denuncias de homicidio culposo comparado con el primer semestre de 2013.

Homicidio doloso, extorsión, robo con violencia, robo de vehículo y a casa habitación con y sin violencia muestran un comportamiento a la baja importante ya que presentan respectivamente disminuciones del 14.93, 15.50, 12.05, 13.41 y 13.64%; mientras que, el robo a negocio con y sin violencia muestra una disminución del 5.31%.

En el caso del secuestro la disminución se encuentra en un rango estadístico no significativo, ya que pasó de 823 a 808 averiguaciones previas, lo que equivale a una disminución de 1.82%. En sentido opuesto, el homicidio no intencional presentó un aumento de 8.71% llegando a su máximo histórico de 8 845 averiguaciones previas.

Más allá de los aparentes avances en la incidencia de estos 7 delitos comparados con el mismo periodo de 2013 y de los retrocesos en el homicidio culposo, nuevamente debemos hacer un serio llamado para que las autoridades asuman con responsabilidad la calidad de la información que publican.

Ejemplos claros de la baja calidad se aprecia en los registros de homicidio culposo en el formato CIEISP, así como en las diferencias existentes entre los reportes de homicidio doloso reportados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

El caso del homicidio culposo ha llamado nuestra atención desde hace tiempo debido a que algunas de las entidades federativas con mayores índices de violencia, han registrado las más altas tasas de participación respecto al total nacional de homicidios culposos del país. Los ejemplos más claros de esta situación son los casos de Michoacán y Guerrero, ambas entidades se han caracterizado por ser punteros en este tipo de ilícito aunque no parezca que presentan este tipo de problemas. Estas situaciones son algunas de las cuales no nos permiten tener certeza absoluta sobre los sistemas de registro y recopilación de las estadísticas sobre delitos del fuero común en las procuradurías de justicia estatal.

El pasado 23 de julio, el INEGI presentó el informe de homicidios relativos a 2013 y puso en evidencia las importantes asimetrías que existen entre la información reportada por las entidades federativas a este agencia estadística y aquellas publicadas en las bases de datos del SESNSP para el mismo periodo. Sabemos que existen ciertas diferencias metodológicas, sin embargo, las asimetrías observadas dan a conocer grandes inconsistencias en las tendencias reportadas para algunas entidades, así como graves deficiencias en el conteo del número de víctimas y de averiguaciones previas.

Estudios de los observatorios locales

El trabajo minucioso y detallado de los observatorios locales pertenecientes a nuestra red, es un eslabón invaluable, dado que permite un mayor acercamiento a los problemas que se viven con mayor intensidad en las diferentes latitudes de nuestro México. Desde sus trincheras, ciudadanos comprometidos, analizan los diferentes problemas que aquejan en cada una de sus regiones.

Los observatorios son el canal de diálogo entre las autoridades y la ciudadanía, uno de sus principales propósitos es  impulsar políticas públicas en materia de seguridad, además de impulsar la madurez de los ciudadanos a través de diversos programas como: el fomento de la denuncia, encuestas periódicas sobre seguridad, etc.

¿Pero cuáles son los hallazgos más recientes? A continuación te presentamos los estudios más recientes que ha elaborado cada uno de los observatorios pertenecientes a nuestra red.

Agradecemos al: Consejo Cívico de las Instituciones de la Laguna  A.C , Consejo Cívico de las Instituciones de Coahuila A.C. , Observatorio Ciudadano de Prevención, Seguridad y Justicia de Chihuahua A.C , Observatorio Ciudadano Seguridad Justicia y Legalidad Carmen, Observatorio Ciudadano de León, A.C. 

Por su ardua labor y compromiso con el México que algún día esperamos tener…

Detectan asimetrías en los registros de las procuradurías sobre criminalidad reportados por el INEGI y el Sistema Nacional De Seguridad Pública

>> Descargar boletín completo

  • Hay cambios de tendencia en las cifras reportadas por las procuradurías estatales en 2013
  • Se detectaron entidades federativas  con mayores registros de averiguaciones que de víctimas de homicidios

México, D.F. a 25 de julio 2014.- Existen serias asimetrías en las cifras de homicidios reportadas esta semana por el INEGI y el Sistema Nacional de Seguridad Pública, advirtió el Observatorio Nacional Ciudadano por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad.

Luego de que se dieron a conocer los reportes correspondientes al 2013 por parte de ambas instancias gubernamentales, el Observatorio Ciudadano analizó y realizó un comparativo sobre las bases de datos, para verificar la solidez de la información reportada por las procuradurías de justicia estatal.

“Lo que encontramos es que hay serias asimetrías entre los dos resultados, que evidencian las diferencias existentes de los sistemas de recopilación y registro de información sobre la incidencia delictiva en las procuradurías. No contamos con información confiable para contar con un diagnóstico sobre la violencia en nuestro país”, alertó el doctor Francisco Rivas, director general del Observatorio Nacional Ciudadano.

Además se encontró que en la medición de los homicidios dolosos por entidad federativa, hay cambios de sentido en las tendencias. El ejercicio llevado a cabo por el ONC refleja que existen asimetrías en las procuradurías de los estados en cómo registran y publican la información.

Por ejemplo, el estado de Puebla, donde el INEGI reporta un aumento de 17.42% en el número de homicidios dolosos en el periodo interanual 2012-1013, el Sistema Nacional de Seguridad Pública reporta una baja de 28.95 por ciento en ese mismo lapso, lo que significa una diferencia de más de 46% entre ambas mediciones.

Otro ejemplo que llama la atención es Chiapas donde el INEGI reporta un incremento de 25.9% en el número de homicidios dolosos, mientras que para el Secretariado Ejecutivo este mismo delito tuvo una reducción en ese estado del 5.76 por ciento.

>> Descargar boletín completo