Observatorio Nacional Ciudadano
Debemos proteger nuestra democracia
Debemos proteger nuestra democracia

Debemos proteger nuestra democracia

Francisco Rivas

El Universal


Si bien la llegada a una democracia efectiva es relativamente reciente en nuestro país, es un hecho que México se ha consolidado como un *país* democrático.


En poco menos de 40 años hemos dejado atrás la hegemonía de un solo partido político, hemos creado instituciones, contrapesos, sistemas de monitoreo, transparencia y rendición de cuentas. 


Gracias a la democracia han nacido movimientos sociales, se han levantado voces, se ha exigido el respeto a los Derechos Humanos y se ha hecho un esfuerzo para crear un piso parejo de derechos frente a la ley para todas las personas que vivimos o transitan por nuestro territorio.


El camino no ha sido fácil ni libre de tropiezos y errores, ha significado una inversión de miles de millones de pesos, de años de trabajo y sacrificio de funcionarios y ciudadanos voluntarios.


Con todas sus posibles deficiencias, es evidente que la democracia en México permite frenar abusos del poder, retrocesos en derechos y obliga a los representantes del poder del Estado -en la mayor de los casos- a ceñirse a la ley. 


La evidencia que para ejercer el poder en México se requiere ganar elecciones la tenemos cuando analizamos que grupos de interés, comunidades, delincuentes, partidos políticos e incluso autoridades en funciones, intentan incidir por todos los medios en los procesos democráticos, incluido -cuando la vía de la propuestas y el arrastre popular no alcanza- con la comisión de delitos y el ejercicio de la violencia



Leer más.


En Medios