Observatorio Nacional Ciudadano
Fiscalía de Baja California Sur, oportunidades de reforma
Fiscalía de Baja California Sur, oportunidades de reforma

Fiscalía de Baja California Sur, oportunidades de reforma

Pablo Parás Ochoa

El Universal


En 2008, inició la implementación de una reforma medular en la procuración de justicia en México, con la intención de progresar de un sistema inquisitivo a uno acusatorio. Desde entonces, las instituciones de procuración de justicia mexicanas han realizado la ardua labor de una reingeniería de procesos que condujo a la transformación en fiscalías. En tres de los estados –Hidalgo, Tlaxcala y Baja California Sur (BCS)–, este cambio ya ha avanzado, aunque no se ha consolidado. En BCS, el congreso del estado ya aprobó la creación de la Fiscalía, pero esta no ha sido llevada a la práctica.

 

El institucionalismo histórico arguye que las instituciones, una vez creadas, generan incentivos que promueven el statu quo de la misma institución. Por ello, el desarrollo de una institución después de su creación tiende a seguir un camino, en buena medida, preestablecido por los incentivos que genera la institución misma. La posibilidad de reforma es difícil, lenta y gradual. Sin embargo, existen periodos breves de cambio intenso, llamados coyunturas críticas, donde una nueva ruta puede ser trazada.

 

En la materia que nos ocupa, el cambio de procuraduría a fiscalía es una coyuntura crítica; es una oportunidad dorada para la reforma, que es poco probable que vuelva a repetirse. Por lo mismo, es importante que la reforma que está en proceso en BCS sea una reforma verdadera y no solo una reforma en nombre. Si bien, en principio siempre es posible modificar la institución, en la práctica es poco probable.

Leer más.


En Medios