Observatorio Nacional Ciudadano
La policía que tenemos frente a la que necesitamos
La policía que tenemos frente a la que necesitamos

La policía que tenemos frente a la que necesitamos

Sofía Arenas Urbina

El Universal


Tradicionalmente la policía en nuestro país se ha regido bajo un modelo principalmente reactivo, hoy llamado Modelo de Proximidad. Este ha probado ser ineficaz ya que implica esperar a que los delitos ocurran en lugar de prevenirlos. De igual manera, la policía atiende los problemas de forma aislada y sin considerar patrones o facilitadores, y no busca soluciones necesariamente sostenibles en el tiempo1.

Desde 2019, con la aprobación del Modelo Nacional de Policía y Justicia Cívica, diversos actores como USAID2 y el Observatorio Nacional Ciudadano, han propuesto una actualización del Modelo de Proximidad. La implementación del Modelo de Policía Orientada a la Solución de Problemas (POP, por sus siglas en inglés), puede contribuir para alcanzar esta meta ya que es un modelo que le da al policía las capacidades necesarias para identificar problemas antes de que escalen a delitos.

Asimismo, POP prepara al policía para que sea capaz de entender los conflictos desde sus causas y desarrollar una solución específica que haga referencia a ellas. De igual manera, está conformado por una metodología clara para poder evaluar las respuestas adoptadas y así mejorarlas. Sin embargo, aunque POP o cualquier otro modelo otorgue la estrategia y las herramientas para hacerlo, el verdadero reto radica en el papel que el policía tiene dentro de la comunidad y la percepción que ésta tiene de él.

Leer más.


En Medios